HOME                     LINKS                       CONTACT                      

3 dic. 2012

MIAU









MIAU Benito Pérez Galdós

Hace tiempo andaba hojeando (bueno, era en internet..., pero para mí siempre es "hojeando") algún dato relativo a las rutas literarias por el Madrid galdosiano y me topé con una convocatoria en la Plaza de las Comendadoras. Se trataba de rememorar los paisajes callejeros que aparecen en la novela Miau de Don Benito.

Finalizados hace bien poco los Episodios Nacionales me pregunté cúal sería la siguiente novela a la que incaría el diente, y me decidí, recordando la visión anterior, a probar suerte con Miau.

 La verdad es que no me ha defraudado. Refuerza esta opinión el hecho de que en mis pocas bajadas a Madrid (vivo en un pueblo ya grande y camino de ser inanimado) suela deambular por las calles y plazas del que entonces, en el año 1878 en que nos narra Galdós, era el antiguo distrito de Universidad en Madrid. Calles de Pez, Ancha de San Bernardo, San Bernardino, Plazuela del Limón, Plaza de las Comendadoras con su Iglesia, también la de Montserrat, campas de Conde Duque y arrabales de la Moncloa.






Además de esa geografía urbana, que aún guarda ecos galdosianos para el interesado transeunte (creo que ya pocos y ociosos la mayoría), refleja Galdós con su precisa singularidad la sociedad ochocentista madrileña. El cesante Ramón Villaamil (parado actual), renuente a quedar totalmente desapegado de "su Administración", aquella a la que ha dedicado gran parte der su vida como "probo" funcionario y que ahora, gerenciada por arribistas como su yerno Víctor Cadalso, le ignora. La tríade de las "Miau" (sus fisionomías semejantes a la de los mininos), compuesta por la mujer del cesante, Doña Pura, su hermana Milagros y su hija Abelarda, más dedicadas a la apariencia en una casi perenme situación de mal vivir pecuniario. El nieto Luisito Cadalso, al que se le aparece Dios de vez en vez y que sueña con vestir los hábitos en un futuro. Y muchos más personajes, trasuntos de los caracteres más arquetípicos de la época,  de los que el escritor canario nos dibuja con celebrado trazo sus quehaceres, vidas, anhelos y manías.

Miau es una obra mayor de Don Benito. Espejo de costumbres que , aún hoy, se ven espejadas en el comportamiento y vivir de muchas de nuestras instituciones públicas y privadas, también de nuestros conciudadanos.

Benito Pérez Galdós

No hay comentarios:

Publicar un comentario