HOME                     LINKS                       CONTACT                      

23 dic. 2012

PASO ADELANTE






LED ZEPPELIN. "III"
Accedí, como muchos, totalmente noqueado al III de Led Zeppelin después de la hecatombe que supusieron sus dos primeras grabaciones. Y me encontré, como muchos, un poco descolocado después de su escucha. Quitando algún tema suelto, "Inmigrant Song" al comienzo del disco o "Out On The Tiles", que cierra la cara A, ambos con excelentes riffs de guitarra, en la onda de sus anteriores trabajos, el resto de canciones me suponían un arduo ejercicio de comprensión. Tenía entonces, 1970, 17 añitos.

Ha pasado el tiempo y, después de su escucha en otras circunstancias y con la experiencia propiciada por el cúmulo impasible de los años cumplidos, he de reconocer que el III de Zepp (valga esta abreviatura muy usada en medios musicales) me parece un disco bastante aceptable.

Creo que la banda, algo he leído sobre el asunto, se aisló en alguna mansión campestre y se dedicó a probarse a sí misma, abarcando nuevas sonoridades, intentando ser ajena a la presión de una industria (ya fuerte entonces) que parecía obligarles a repetir el molde y el éxito de L.Z. I y II. Fue una especie de ejercicio de introspección; un mirarse hacia dentro (dejando de lado el ombligo) y ver hasta donde podían llegar, como podían mejorar como músicos e intérpretes, y además tomando como guía unos estilos, el folk inglés y el blues más blanco (sin ser aséptico), que no eran precisamente los que les habían encumbrado, ese nuevo "heavy metal" que en 1968 nace, para bien, y que después ha sido pieza propicia de corrupción a mansalva.

Temas como "Friends", con sus hermosas guitarras acústicas, "Celebration Day", civilizado blues pantanoso para urbanitas, "Since I´ve Been Loving You", también en la onda blues, con ese toque misterioso de los teclados de John Paul Jones y los mejores riffs guitarreros de Jimmy Page, en la cara A; y toda la cara B, enmascarada en esa aúrea folk tan novedosa entonces en el grupo, "Gallows Pole", ese pequeño himno a la simplicidad de "Tangerine", perla escondida, "That´s The Way", canción de amigos al calor de la hogera, que se extiende como un cuento de hadas entre melodías acústicas, "Bron-Y-Aur Stomp" en la línea anterior, aunque aquí la voz de Robert alcanza mayor colorido y, para finalizar esa experiencia blues de polvo ondulante de "Hats Off To (Roy) Harper"

Dos grandes triunfadores. Jimmy Page a la producción, dando una auténtica lección de como la banda podía ser conducida por otras direcciones ganando enteros artísticos. El propio grupo, que revaloriza su visión musical accediendo a niveles impensables para unas estrellas de comienzos de los 70.

Led Zeppelin

No hay comentarios:

Publicar un comentario