HOME                     LINKS                       CONTACT                      

15 dic. 2012

TRIGO INGLÉS






SADE "STRONGER THAN PRIDE"
Después de la ensoñación producida por el primer Lp de Sade..., tomemos tierra y analizemos animalmente el asunto. Sin duda Sade sigue recorriendo esos caminos que la hicieron, apenas con dos composiciones anteriores, campeona del soul-pop más elegante de la segunda mitad de la década de los 80. Década ominosa, según se mire ("Nuevos Románticos"), o llena de nuevas posibilidades (REM, The Jesus and Mary Chain...) Hago esta mención ya que la cantante inglesa se mueve por terrenos muchas veces cercanos a una especie de sofistificación vacia, aquella a la que las "crooners" de pacotilla americanas (Whitney Houston, et al) nos acostumbraban en aquellas épocas. Y Sade mantiene el tipo frente a ese peligro de quedar convertida en pieza cool de supermercado musical.

"Stronger Than Pride" supone un ejercicio de creencia en sí misma, en las posibilidades de seguir una senda propia que, no nos volvamos locos, no aporta nada especialmente extraordinario. Solo, y ahí radica su valor, que gusta, es algo más que música agradable.

Su voz sigue siendo fria pero convincente. No hay gélidas atmósferas en la instrumentación, tan precisa y envolvente, ideal para conseguir en cada tema una doble apuesta, la lírica de las palabras y la melódica de sus músicos. Aquí hacer mención especial al excelente trabajo que Paul S Denman al bajo, Andrew Hale a los teclados y Stuart Matthewman a la guitarra y saxo realizan durante toda la grabación. Logran una tonalidad armónica más expansiva que en sus anteriores trabajos, fruto quizás de una mejor consolidación de su papel como banda, ya no meros acompañantes de una cantante singular. (Ejemplos significados de esta idea se dan a lo largo de todo el disco, aunque resaltaría dos temas, "Haunt Me" y el instrumental que cierra el album "Siempre Hay Esperanza")

Sade logra mantener alto el listón con "Stronger Than Pride". Su hazaña, y la de su banda, consiste en que casi 25 años después sus mejores obras sigan gustando.

Sade

No hay comentarios:

Publicar un comentario