HOME                     LINKS                       CONTACT                      

17 ene. 2013

EMBRIÓN






GILES, GILES & FRIPP.  "THE BRONDESBURY ROAD TAPES (1968)"
Corren ya los finales meses del año 1968 y los hermanos Giles (Michael, batería y Peter, bajo) junto a Robert Fripp se plantean la grabación para Decca de su primer Lp para ese sello. Grabación que no se produciría finalmente en ese momento y que vería muy posteriormente la luz, en 2002, en otro sello alternativo, Voiceprint, y además desde las cintas que utilizaran en su propio domicilio, nunca desde el propio estudio del sello londinense.  Por otro lado, el título inicial del disco "Metamorphosis", que sería editado una década antes con el mismo nombre por el sello Tenth Planet, variaría después a "The Brondesbury Road Tapes (1968)", identificación con la que ahora conocemos a esta grabación.

Hay otros músicos de gran calado que se suman al grupo y, de hecho, llegan a ser miembros permanentes del mismo durante todo su proceso creativo. Se trata de Judy Dyble e Ian McDonald, ambos entonces componentes de Fairport Convention. Mientras que Dyble y Peter Giles saldrían del grupo (la primera para formar Trader Horne, gran grupo, a propósito) después de la grabación, el resto permanecerían unidos y recrutarían a Greg Lake al bajo, en sustitución de Peter, dando lugar a la primera formación de King Crimson.

Si además incorporamos como liricista en la grabación a Peter Sinfield, nos encontramos en consecuencia con el auténtico embrión del legendario combo King Crimson.

A todos aquellos a los que les guste el pop más ácido, instrumentalmente hablando, la experimentación sonora (lejos quedaba todavía el "noise"), el Syd Barrett más inspirado conjuntado con un auténtico virtuosismo de la guitarra de Fripp, aplicadas incursiones en terrenos de estructura jazzística, flautas oníricas, la muchas veces preciosa voz ululante de Judy (una de las grandes divas del folk inglés) hallarán en este disco momentos de intensa dicha.

Entre todas las canciones , y ya que conocí mucho antes a King Crimson que a su embrión, merecería reseñar su toma original de "I Talk To The Wind", tema que después publicarían en "In The Court Of The Crimson King", y "Why Don´t You Just Drop In", ingeniosa melodía que años después sería incorporada con otro título, "The Letters", y un toque más difuso en "Islands".

Mención especial para el texto inserto en el disco, obra de un tal MDE, donde se da cumplida cuenta de todos los avatares del trío desde su llegada a Londres hasta la creación de su plataforma de lanzamiento al estrellato, ya como King Crimson. Igualmente interesantes las reseñas que se hacen sobre todo el proceso de grabación doméstico, punto que lleva a la conclusión de encontrarnos ante una auténtica obra de orfebrería.  En mi próximo viaje a Londres iré al 93a de Brondesbury Road, cerca de la estación de Kilburn High Road, para prestar cumplido homenaje a los autores de una de las más singulares formaciones que ha dado al pérfida Albión.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario