HOME                     LINKS                       CONTACT                      

3 ene. 2013

SIMIENTE



Cats and Dogs - album cover




ROYAL TRUX "CATS AND DOGS"
1993. En esas remotas fechas, ya teniendo entonces referencias y algo en propiedad de Pussy Galore, andaba yo muy metido en el sello "Epitaph", entonces baluarte del conocido como punk-melódico. Las bandas que me ponían eran Dawn By Law, sobre todo, Bad Religion, The Offspring, NOFX, SNFU o Claw hammer. No hubiera sido en absoluto extraño que, conociendo entonces a Royal Trux, si ese fuera el caso (que no lo era), hubiera congeniado al instante con ellos, si fuera también el caso de haber adquirido entonces este "Cats And Dogs". Y esto a pesar de que, seguramente, me hubieran parecido algo difíciles, pero bien, ya tendría la vacuna de Pussy Galore en vena.

En 1998 adquirí el "Accelerator" de la banda, disco ya comentado hace unas fechas, y me pareció magnífico. Hace poco lo estuve escuchando y, seguramente influido por él, me hago ahora, muy a finales de 2012, con "Cats And Dogs".

Después de esta breve introducción decir que, si la banda de Chicago me gustaba, escuchando ahora su trabajo de 1993 me parece que es una apuesta segura para todos aquellos a los que les vaya ese sonido distorsionado, muy basado en capas de guitarras que crean un muro sónico potente, y muchas veces de estructura irregular, donde las voces aportan aristas que, no solo se soportan, sino que son necesarias para mantener esa tensión de bilis roquera y blues extendido hasta límites sonoros poco usuales. Y no dejar en el olvido, sería desvalorar una aportación significativa, la labor de los músicos que colaboran en "Cats And Dogs", Mike Kaiser, guitarra, Ian Willers, batería y Brian Smith a la percusión, ayudando en ese magma de ecos a los que muchas veces les lleva la guitarra de Neil Hagerty, especialmente brillante en toda la grabación.

Destacar, entre los temas de la cara A, especialmente "Teeth", comienzo del disco, con una fabulosa guitarra de Neil, y un no menor aporte rítmico de Willers a la batería, "The Flag", esa guitarra estirándose como un sonido de sirenas ardientes, "Friends", atmósfera justamente desquiciada que Thurston Moore hubiera encajado en cualquiera de sus temas de "Experimental Jet Set Trash And Star" (1994, por cierto), "Skywood Greenback Mantra", hermoso título para una guitarra hija del más enloquecido Mick Taylor, "Turn Of The Century", blues rayando los confines de cielos siempre plomizos. Y en la B, "Up The Sleeve", seguro que Moore y compañía memorizaron ese sugerente ambiente conseguido, propicio para hadas narcotizadas en alcanfor, "Let´s Get Lost", homenaje al inmortal Chet Baker y, sobre todos "Driving In That Car (with the eagle on the hood)", sin duda el mejor corte del disco, digno de la más fílmica perversión de David Lynch, espiral sonora donde convergen amenazantes guitarras y una percusión obsesiva, todo ello adornado con una Jennifer Herrema en su máxima expresión sibilina.

No hay vuelta atrás; una vez Royal Trux entren en tu morada no serás capaz de ahuyentarles.

Royal Trux

No hay comentarios:

Publicar un comentario