HOME                     LINKS                       CONTACT                      

1 ene. 2013

TIERRA VASCA







PÍO BAROJA. TRILOGÍA TIERRA VASCA.
Termino el año 2012 con la lectura de Tierra Vasca, primera de las trilogías de Pío Baroja, compuesta por los títulos "La Casa de Aizgorri", "El Mayorazgo de Labraz", "Zalacaín el Aventurero" y "La Leyenda de Jaun de Alzate". Las tres primeras publicadas entre 1900 y 1909, la última ya mucho más tarde, en 1922.

"La Casa de Aizgorri", con una estructura básicamente teatral, conforma un drama donde se enfrentan escénicamente personajes arraigados en el ambiente tradicional rural con otros que representan a la, entonces incipiente, masa obrera. "El Mayorazgo de Labraz", representación lírica  de una antigua villa medieval , habitantes y ambientes anclados en el estancamiento secular del siglo XIX, venidos todos a menos al amparo de una cíclica versión de la narración retorno-huida, desde los valores conservadores hasta la  resolución final en la idea del desarraigo y el trueque de personajes nuevos con otros desaparecidos.



"Zalacaín el Aventurero", en muchos aspectos trasunto del posterior Eugenio de Aviraneta de "Memorias de un Hombre de Acción", símil del protagonista que, contra el ambiente retrógado que le circunda, lucha con su accionar constante, vida al límite enmarcada en las postrimerías de la última Guerra Carlista. "La Leyenda de Jaun de Alzate", enfrentamiento soterrado entre concepciones de vida ligadas ancestralmente a la naturaleza circundante y aquellas, posteriores, representadas por la irrupción del cristianismo en el ámbito familiar y social., todo ello enmarcado en una estructura narrativa casi pastoril y, muchas veces, coral.

Leer a Pío Baroja supone un ejercicio de inmersión en su ideología. La creencia del hombre como ser implícitamente arraigado en su destino libre; su lucha contra un entorno fuertemente convencional, impuesto la más de las veces por un devenir temporal contrario a sus ansias de independencia; su derrota final y conversión en espejo mártir; ejemplo de un pesimismo que trasciende y convierte al lector en cómplice último de sus convicciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario