HOME                     LINKS                       CONTACT                      

5 feb. 2013

FUEGO EN LA NIEVE





ETERNAL TAPESTRY   "A WORLD OUT OF TIME"
Hay discos que sirven básicamente para hacerte viajar sin necesidad de moverte de la butaca. Eso de servir no es una acepción categórica, en el sentido de uso exclusivo o actividad predominantemente requerida al utilizar un objeto. Servir significa, en este caso concreto, la buena disposición en la que se han basado los miembros del grupo americano para hacer disfrutar al oyente. Y el disfrute está justamente encaminado a la ensoñación, aquella grata sensación levitativa producida por las ondulaciones sonoras que salen de sus surcos.

"A World Out Of Time", título suficientemente expresivo, es la segunda obra creada por los de Portland en el pasado 2012. El quinteto que compone el grupo, los hermanos Bindeman (Nick a la guitarra y Jed a la batería), Dewey Mahood (guitarra), Ryan Carlile (teclados) y Krag Likins (bajo) han grabado un trabajo en la onda de bandas como Faust y Neu!, Velvet Underground y Pink Floyd (época Ummagumma), incluso hay tonos del Fripp de su época Fripptronics o "No Pussyfooting" con Eno.

Los 8 títulos recogidos en el Lp son suficientemente expresivos: "When I Was In Your Mind", "Planetoid 127", "Alone Against Tomorrow", "The Weird Stone", "Apocalypse Troll", "When Gravity Fails", "The Currents Of Space", "Sand Into Rain". La gran mayoría de ellos instrumentales y organizados como si se trataran de dos suites, una en cada cara, trasiegan todos ellos por un viaje espacial que alcanza, en muchos momentos, aristas de altísima belleza cósmica, donde las guitarras trazan onduladas volutas expansivas que alientan visiones lisérgicas, acunadas ellas por un esqueleto ritmico propiciado por una batería con mucha base jazzística, un bajo que acumula el control orgánico de los instrumentos de la nave, surcando territorios donde incluso el sonido de la lluvia ("When Gravity Fails") se torna en algo nuevo e inesperado, un teclado que extiende la sensación del horizonte, mezclando tierra y mar, noche y alba en aquella línea blanca límite de la nada más plena.

Se está haciendo ahora, en estos años tan crueles y obtusos, música muy buena. Hay grupos que han sabido recoger la leña a tiempo, antes del final del ortoño, y se reúnen alrededor de la hogera para ver y oir crepitar el fuego, sus lanzas de azufre asiendo otras curvas azuladas que sólo ellos ven. Eternal Tapestry son uno de ellos.

Eternal Tapestry

No hay comentarios:

Publicar un comentario