HOME                     LINKS                       CONTACT                      

28 mar. 2013

VÍSPERAS DEL SOL



YO LA TENGO    "FADE"
Mientras escucho por cuarta, quinta, sexta vez el "Fade" de Yo La Tengo, aún intentando hilvanar unas cuantas ideas relacionadas con sobres, cartas, extracciones, huecos, olores, ignorando si tienen mucho o poco que ver con el último trabajo del grupo de Hoboken, me van llegando a la mente ciertas reclamaciones del insconciente, sobrepujando ellas de forma descarada una participación literaria que pudiera ser inconexa, como ciertamente esta es.
 
Y se refieren a una cierta "Ruta de los Cielos y las Nubes de Marzo", aquella llamarada constante sobre formas y colores celestiales, satoris plúmbeos, tipo la portada de " A New Life" de la Marshall Tucker Band, que bien pudiera reflejar los contornos producidos en el cielo de Marzo en Madrid, inundado de lluvias, beneficioso de aires frios, paleta de múltiples colores ácidos, sesgos dáctiles de un pintor anónimo obsesionado con la distorsión roquera.
 
Pongo la cara B, "I´ll Be Around"... y trato de encauzar una sensación semejante a la ya sentida, esta vez relacionada con las lombrices estratificadas en las húmedas oquedades del asfalto, alejadas pavorosamente del cesped, muertas en soledad diminuta, testaferros de la crisis europea.
 
No hay un Céfiro soplador que remueva los entresijos de la función. Tan solo un arcano celeste movido por borrascas que tienen otros idiomas, lenguajes oceánicos que inicialmente no comprendemos, isobaras que desde lejos van marcando el destino de toda una población. Y ahí , entre los pliegues de las almohadas poéticas, caben colores que suenan como trompetas doradas, llamadas de helechos tan verdes, tan tiernos en su nacimiento de Marzo, que compiten contra las mejores esculturas de Rodin.
 
No dejan de ser en el fondo tapices alados, lozas y arcillas de luces tan ténues que se desdibujan al mirarlas y encuentran sonrisas cómplices entre praderas tan altas como las de "Ummagumma". Recuerdan horizontes azulados, apuntes de líneas costeras atlánticas, solo que esta vez la espuma ha descubierto las oquedades de aquellos percebes escondidos, sabor salitre conservado entre diminutos pañales.
 
La evolución terráquea de Velvet Underground es Yo La Tengo. Su raíz cosmológica, con patatas bravas mejor, llama a los dioses menores cercanos a las chimeneas de la Rioja. Allí presentan sus mejores cepas, aquellas que transmiten insomnios y mosquitos. No hay seriedad que valga ante el tic-tac de Georgia y James. Ira se está recuperando comiendo higos secos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario