HOME                     LINKS                       CONTACT                      

18 abr. 2013

EL ORFEBRE AMERICANO




MATTHEW E. WHITE    "BIG INNER"
Igual que los artesanos clásicos de antiguas culturas mesopotámicas, egipcias o grecolatinas, los orfebres y arquitectos medievales europeos, intérpretes de remotos códices y glifos precolombinos, los astros y ecuaciones celestiales pasaron no de largo por Richmond (Virginia) y dejaron a Matthew E. White un cometido. Suya debía ser la labor de recopilar en una única grabación toda la cultura musical anterior, especialmente la norte-americana del sur, la de raices negras y toda otra aquella que, con la idea suprema del amor universal, tuviera ligazón con los sentimientos musicales de su generación y de las posteriores.
 
Matthew E. White, crecido a caballo entre las culturas indígenas de Manila y de Virginia, se pone manos a la obra y desde 2003 empieza a dar forma a ese recado olímpico. Estudia, investiga, vive, reza y blasfema, engorda, bebe, se sumerge en la vida local como un topo. Pasan los años y, ya estamos en febrero de 2011. Matthew se ha hecho agricultor, ha arado los surcos de las húmedas tierras virginianas y ha recogido los frutos de las semillas que diseminó en su tiempo. The Band, Dr. John, Sly Stone, Randy Newman, Caetano Veloso, Muddy Waters, Harry Nilsson, Jimmy Cliff, Allen Toussaint...
 
Seguimos en ese febrero de 2011 y Matthew crea su propio sello, Spacebomb, para dar cabida a la grabación de su obra magna, "Big Inner", compendio de auténtica música regional americana, legado contemporáneo de la más libre música rock que en esos momentos, y en los actuales, se pueda escuchar. Le acompañan en esta tarea Cameron Ralston (miembro de The Wise) y Pinson Chanselle (de The Mighty), y los tres forman la base de la llamada The Spacebomb House Band, esqueleto primario de la música de "Big Inner", además de artistas del calibre de Phil Cook (Megafaun), Trey Pollard, afamado arreglista de cuerdas,  Karl Blau, voces hermanas de los ángeles, iguales a las de los coros femeninos de la comunidad musical de Richmond que también participan, y otros hermanos de su anterior banda Fight The Big Bull.
 
"Big Inner" es, de momento, el mejor disco de 2013, el más innovador. Como dice en el texto de presentación Sara Padgett Heathcott, la música de Matthew E. White es la "respuesta actual a Motown y Stax". Y a esos estilos musicales se acojen nítidamente temas como "One Of These Days","Will You Love Me", "Gone Away" (aquí con la emoción añadida de haber sido compuesta a las pocas horas de la muerte de un joven familiar de Matthew), "Steady Pace" y "Brazos", todos ellos recitaciones que se extienden por campos donde el gospel, las bases rítmicas sosegadas, el piano pantanoso y el susurro de la voz de Matthew parecen musitar parajes bíblicos a los oyentes.
 
"Big Love" y "Hot Toddies", bien que comulgando con el espíritu de recogimiento soul de sus hermanos, amplía sus paletas para adentrarse por caminos de horizontes más "free-rock", donde aparecen sorpresivamente armonías que el que suscribe tiene que reconocer no haber escuchado nunca antes. Arreglos de cuerda, incursión de pasajes de viento, distorsiones de guitarra, coros que emerjen como larvas blanquecinas. Todo de una belleza nueva y antigua.
 
No hay catalogación fácil para "Big Inner" en cuanto a un exacto estilo musical. Es la música de la hermandad, de la comunión, del amor. Las melodías refuerzan esos valores, le dan su sentido final. Y Matthew E. White es el nuevo artersano americano, el orfebre más adecuado para dar cabida a la música más original que en estos momentos se pueda escuchar. No se lo pierdan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario