HOME                     LINKS                       CONTACT                      

1 may. 2013

A MI INEXPRESABLE CAIT

 
 
ELVIS COSTELLO     "MIGHTY LIKE A ROSE"
La década de los 90 comienza con una suerte de ilusión colectiva. Los últimos 4 ó 5 años de los 80, salvo alguna escasa excepción en el Reino Unido (Jesus and Mary Chain, Mega City Four...) y el anterior "revival" del conocido como Nuevo Rock Americano, (Green On Red, R.E.M., Dream Syndicate, Long Ryders...) han supuesto una adoración colectiva al becerro de oro de la indefinición creativa y la implosión manipuladora de la MTV. Viejos artistas como Neil Young marcan la pauta de una vuelta a las raíces más auténticas y reivindicativas y, al mismo tiempo, rinden tributo al nuevo aire que supuso el "punk" preparando, de paso,  el terreno para lo que sería el muy inmediato advenimiento del "grunge".

En esa tesitura y época, un compositor como Elvis Costello, con unos antecedentes ya muy sólidos a sus espaldas, recién publicada el año 1989 una obra de gran calado como "Spike", acierta de lleno con su nuevo trabajo "Mighty Like A Rose".

Es éste un Costello que se mueve dentro de una variedad de estilos, que ya empezaron a caracterizarle años atrás, y que supusieron una de sus señas de identidad posteriores. Transita, por lo tanto, aquí el gafotas entre sus moldes más puramente "costellianos" en temas como "The Other Side Of Summer" y "Georgie And Her Rival" (dos grandes cortes clásicos ya en su historia) y "So Like Candy", siendo ésta pieza una de las dos que compone al unísono con McCartney, la otra, "Playboy To A Man" , donde el texto y la instrumentación recrean un ambiente más "new vawe-punk". También ahonda en su estilo más característico en "Hurry Down Doomsday (The Bugs Are Taking Over)", con unos saltos y redobles de bateria de lo mas elegantes (ahora sale a saludar el gran Jim Keltner,  que colabora con el inefable Pete Thomas en las labores de percusión a lo largo del disco).

Hay incluso, o a mí me lo parece, hasta un toque Graham Parker, voz escupida, rabia amalgamada con la instrumentación, en cortes como "How To Be Dumb" con un texto de gran riqueza lírica; baladas de medio tiempo arropadas por una excelente orquestación y arreglos en "All Grown Up", armonías "pre hip-hop", con sección de vientos y fondo radiofónico en "Invasion Hit Parade", quintetos de cuerda, armonías casi de conservatorio recreando atmósferas palaciegas en "Harpies Bizarre", "Couldn´t Call It Unexpected No. 4" y "Sweet Pear" (poesía instantánea aquí en..."I swear this is my prayer/´till we´re burned and scattered in the atmosphere") , ocasión para virtuosismos instrumentales (guitarra española del gran Marc Ribot) en "After The Fall", antítesis líricas en los textos de "Broken" (..." If I am Haunted, I´ll call it my imaginary friend/ If I am bleeding I´ll call it wine").

No sería justo dejar de resaltar la participación de un músico habitual que colabora con Costello, bien como instrumentista o productor en casos anteriores, Nick Lowe, aquí tan solo en un tema, y de Mitchell Fromm y Kevin Killen como productores, éste último también co-productor de su trabajo anterior "Spike".

Estamos, pues, ante un más que excelente comienzo de década para Costello. "Mighty Like A Rose" es un título que le va como anillo al dedo. Poderoso y, a la vez, colorista como la mejor y más genuina rosa inglesa.  Y tiene su mérito el artista ya que, también en esa época, rompía definitivamente con su primera esposa Cait, a quien iba dedicado el disco ("To Cait, my unspeakable wife"), hecho que otorga a la grabación un tono lírico agridulce y desolado.                                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario