HOME                     LINKS                       CONTACT                      

3 may. 2013

NO HAY RUINAS EN SEATTLE

 
 
 
MUDHONEY     "VANISHING POINT"
Soy seguidor de Mudhoney (magnífico nombre para una banda) desde sus comienzos en 1988 con su EP "Superfuzz Bigmuff". No hace falta recordar que son los verdaderos padres del "grunge" y que el sello SubPop, aunque consigue realmente su despegue comercial con el "Nevermind" de Nirvana, adquiere su verdadero estilo y más adecuada horma gracias a este grupo.

Mi devoción por ellos ha conseguido que me haga con su entero catálogo, todo en vinilo salvo "Under A Billion Suns" en cd, incluidas sus colaboraciones recientes con Kim Salmon de The Scientists y las , ya bastante más antiguas, participaciones de Mark Arm y Steve Turner con The Monkey Wrench.

Les he visto en directo en un par de ocasiones, en la Sala Revolver a primeros de los 90, en la época de su "Piece Of Cake" y en El Sol en 2008, concierto del que un año después publicaron su "Live At El Sol" a través de Munster Records.

Me agrada sobre manera que la banda haya vuelto a la disciplina de su sello original SubPop para ésta su última grabación "Vanishing Point", y es así por doble motivo. Primero por el mismo hecho del retorno del hijo pródigo a la casa madre, segundo porque la música facturada en esta grabación es un feliz reencuentro con sus coordenadas más puramente "grunge", esto es, contundencia sin contemplaciones, protagonismo "hardcore" de primerísimo nivel y , sin caer en un desmadre histriónico, energía recauchutada que saca humo negro y espeso de aceleraciones instrumentales, salivaciones vocales al límite de la pura expresión humana.

Esa sensación de vuelta a la vieja escuela, allí donde se enseñan y repasan los conceptos más genuinos de un estilo único, trasunta por toda la grabación. "Slipping Away", con su excelente base rítmica y capas de guitarra en el más ortodoxo encaje "fuzz", "I Like It Small", quizás la mejor pieza del disco, un corte de tal contundencia instrumental que, de seguro, se convertirá en un clásico en sus próximos conciertos (magnífico el apoyo de piano de Johnny Sangster al finalizar), temas más sosegados en su "tempo" instrumental sin detrimento de su fortaleza melódica, como"What To Do With The Neutral" y "Sing This Song Of Joy", apuntes actualizados del "punk-hardcore" más genuino en "Chardonnay" (de quitarse la gorra John Deere, oiga) y en "The Final Course".

Siguen los catedráticos extendiendo su "cum laude" en piezas cimentadas en infernales locuras guitarreras con "In This Rubber Tomb", la maquinaria de la locomotora perfectamente ensamblada en "I Don´t Remember You", con una voz demencial, trasunto del condenado a pasar la noche acariciando los rulos de su suegra, agresividad orquestada en paredes desconchadas, en pintadas espejadas de orines aún húmedos en "The Only Son Of The Widow Fron Nain" , para cerrar la conferencia con "Douchebags On Parade", tiempo aparentemente de resumen lento para, sorpresivamente, culminar con un golpe de yunque en la mesa.

Producción de Johnny Sangster; portada muy apartada de las imágenes y diseños habituales del grupo, excelente con los nombres troquelados. Bienvenidos de nuevo los  Mudhoney a las más genuinas catacumbas del mejor "grunge" y "hardcore". Seguís siendo los amos del cotarro.                                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario