HOME                     LINKS                       CONTACT                      

12 jun. 2013

LA SECTA DE BIRMINGHAM




UNCLE ACID & THE DEADBEATS       "MIND CONTROL"
Al igual que ocurrió a principios de los años 30 del siglo pasado con el "Dust Bowl", treinta y cinco años después, al reclamo del "Verano del Amor" de 1967, una emigración hacia California se produce desde todos los Estados Unidos y parte de Canadá. Pero, esta vez, sus protagonistas no iban a ser los "okies" de las grandes praderas, huyendo de la sequía y de la pobreza, no. Los autores de tal peregrinación eran jóvenes, muchos menores de edad que, al reclamo de las nuevas ideas de "paz y amor" que proclamaban las nuevas bandas de música y los medios de difusión afines, se establecieron en San Francisco y su amplia bahía.

Entre esa oleada de jóvenes había gente de todo pelaje. Burgueses desencantados, rebeldes e inadaptados de las periferias de las grandes ciudades, aventureros con y sin escrúpulos, vagabundos sin destino fijo, nuevos "beatnicks" ahítos en la búsqueda de nuevas vivencias, de libertad sexual y de experimentar personalmente las enseñanzas psicotrópicas de Carlos Castañeda y Aldous Huxley

Pero en esa humanidad multiforme también había lugar para locos y visionarios que, amparándose en la ingenuidad de una parte significativa de "hippies" y su ansia de experimentar sin límites, (hasta aceptar incluso la llegada de un nuevo líder, especie de mesías redentor que daría significado a sus vidas), les propondrían convertirse en sus acólitos, miembros de nuevas sectas que, al amparo del siempre atractivo gancho de la libertad y promiscuidad sexual, regada o no con drogas de todo tipo, según la secta fuera de las familias de Charles Manson o David Berg, les llevarían a formar parte de una nueva revelación cuasi-religiosa, espejo de la nueva palabra de Dios. Esta es la historia del "Mind Control", tercer trabajo de la banda inglesa Uncle Acid & The Deadbeats y, a tenor de su mensaje final, se inclinan por seguir las enseñanzas del inductor confeso de la matanza de "Cielo Drive".


Para mayor abundancia, los títulos de los 9 cortes del disco se ajustan perfectamente a la atmósfera que la banda pretende transmitir al oyente. "Mt. Abraxas", Mind Crawler", "Poison Apple", "Desert Ceremony", "Evil Love", "Death Valley Blues", "Follow The Leader", "Valley Of The Dolls" y "Devil´s Work". Así, sus textos son trasuntos fieles de todo el abanico paranoico que la experiencia parece ofrecer a los seguidores de tales grupos. Captación, comida de coco, cebo sexual, drogas, revelación, sacrificio y muerte.

¿Y qué formato acústico o estilístico le damos a este proyecto? Está claro, el de Black Sabbath. De hecho, ya en su anterior trabajo "Blood Lust" del año pasado, la banda se muestra como fiel seguidora del inigualable combo de Birmingham. Incluso entre las dedicatorias del "Mind Control", además del mencionado Manson, Vincent Price y Neil Young, se menciona a "Master Iommi", guía instrumental que planea a lo largo y ancho de toda la grabación. Y , la verdad sea dicha, es que Uncle Acid & The Deadbeats lo hacen "endiabladamente" bien, como si la savia sulfurosa del Averno les hubiera poseído para bien de la peña roquera.

Los amantes seguidores de Ozzy, Iommi, Geezer y Ward, legíon por estos lares, estamos de enhorabuena. No solo tenemos ya en las tiendas el nuevo "13" del grupo maestro, también nos  solazamos con estos Uncle Acid & The Deadbeats, discípulos aventajados de la secta más benéfica que el rock ha dado desde su existencia.

3 comentarios:

  1. Todavía escucho con frecuencia los primeros discos de Black Sabbath, me parecen fundamentales, inigualables y decisivos en el devenir del rock. Aún no he catado "13" pero estoy deseando y estos Uncle Acid, acabo de escuchar una canción de ellos en youtube mientras leía tu entrada y me han encantado. Saludos

    ResponderEliminar
  2. La suerte del coleccionista es a veces jodida. Hay que comprar por obligación. En todo caso espero que de los Uncle Acid podamos hablar durante mucho tiempo, tanto como el de los Black Sabbath.
    Gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar