HOME                     LINKS                       CONTACT                      

15 jul. 2013

GARAJE EN VENECIA


   

VIBRAVOID         "DELIRIO DEI SENSI"
Curioso cómo a veces cuando se está del todo enfrascado en lecturas sobre historias urbanas, arquitecturas, costumbres, herencias literarias, leyendas y personajes variopintos de una ciudad  concreta ("El Antiguo Madrid" de Mesonero Romanos), y se presenta la audición de un disco en los antípodas de esas sensaciones casi cavernícolas, se observa, como inesperada reacción a esa labor intelectual, una súbita liberación de esa anterior sensación dominante de catacumbas, una suerte de nuevo hálito que se torna en nueva luz y aire bueno entre el polvo acumulado de los siglos.

Tal ocurre, como digo, con la audición del "Delirio dei Sensi" del grupo alemán de "space-rock" Vibravoid, disco editado este mismo año por el recomendable sello italiano "Go Down Records". Y es que de sus surcos, del arado analógico recorrido por la bendita aguja Shure (que dure muchos años más), surgen tanto avenidas elíseas como vericuetos de arrabales, tanto da en cuanto ambos son caminos que transportan al oyente a otras dimensiones, a otros territorios, no por menos transitados, novísimos.

A finales de Abril de este "Sexto Anno Aetatis Discrimine", publicaba una entrada sobre el anterior trabajo del grupo de Düsseldorf, "Politics Of Ecstasy", y hablaba entonces de "space-rock", de "neo-psicodelia", de "kraut" revisitado. Siendo válidas para este "Delirio dei Sensi" todas esas identificaciones, nos enfrentamos ahora a una deriva más pop y garajera; a las reverberaciones electrónicas y "overdubs" sincopados del anterior trabajo se añaden aquí preclaros pasajes de teclados, muy en la onda del Manzarek de The Doors y de los grupos de la cuadra del sello "Get Hip", capas rítmicas más cercanas a la inmediatez del simple compás pop, riffs guitarreros más alineados con la tercera generación de The Sonics.


Y para el tono pop qué mejor que una "version extraordinaire" de la afamada "Poupee De Cire" (han omitido aquí el "Poupee de Son"...) de Serge Gainsbourg, aquella joyita que interpretada por France Gall ganó en el certamen de Eurovisión de 1965 representando a Luxemburgo. ¡Pura extravagancia del grupo alemán que asienta aún más los inamovibles lazos de unión con su vecina Francia!

Y en el entorno "space-garage" ya apuntado anteriormente, temas como "Colour Your Mind", sublime versión cosida con hilo de seda sobre la pieza original de la banda australiana Tyrnaround; el "Magic Mirror" de Aphrodite´s Child, el grupo alemán homenajeando a una Grecia aun cuna de la civilización no sedentaria , "Listen, Can´t You Hear", con unos maravillosos teclados, propios de escenarios casi catedralicios, "The Empty Sky" y "The Golden Escalator", mejor que canciones, cantos, salmodias olímpicas, ascensiones lisérgicas a la casa de Zeus.

Todo ello labor esforzada de Christian Koch a las voces y guitarras, Robert Braume a la batería y M. Lammert al bajo. Producción de la misma banda y grabación en los estudios de Go Down de Savignano Sul Rubicone de Italia, país al que últimamente, y de forma acertada, dirige sus pasos la banda alemana; el título "Delirio Dei Sensi" no deja de ser una apuesta también por cierto entorno veneciano, puede que estemos hablando, en definitiva, de garajes de góndolas, de efectos psicotrópicos producidos entre canales y palacios.

Vibravoid..., una mariposa se posa en el azulejo del cuarto de baño, el más cercano a la luz cegadora y extiende sus alas de papel. Dejo un instante de mover el cepillo dental y observo cómo una burbuja desnuda su color transparente. De su boca agrandada sale el dragón vencido y se oye un silbido vertical. Un torrente de alfileres multicolores se acercan hacia mis ojos y no los esquivo.

2 comentarios:

  1. Tendré que pegarle una escucha, me encanta los grupos con los que los compara, investigaré por ahí. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Antonio. Estoy a la caza de su última grabación "Freakout Bologna!!". Es un grupo muy agradecido, se dejan escuchar muy bien.
    Saludos,
    Javier

    ResponderEliminar