HOME                     LINKS                       CONTACT                      

19 ago. 2013

REDENCIÓN ASEGURADA




PRIMAL SCREAM         "MORE LIGHT"
"Ave María Purísima", le digo con cierto nerviosismo al padre asentado tras la celosía de su confesionario, "Ave María", me contesta él y siento un relajante perfume de patchouli saliendo del reducido cubículo de madera. "Padre, me acuso de no haber escuchado nada de Primal Scream", mis últimas sílabas me traicionan con un patente tartamudeo. Silencio que se me hace eterno..., "...¿cómo dices hijo, nada de Primal Scream, es éso así?...", "nada Padre...", me detengo para evitar el eco tembloroso de mi voz. Carraspea el pastor de almas: "¿Ni siquiera el *Screamadelica*, hijo?", sus palabras se tornan algo comprensivas, o por lo menos esa impresión es la que inicialmente me llega. "Ni siquiera Padre", contesto compungido. Se cuelan unos tenues hilos de humo (ligeramente tóxico) por la celosía y siento como sus labios se acercan: "Bueno hijo, no temas", (espero una frase brillante del sacerdote), "...anda y levántate como Lázaro y ten fe en la misericordia divina..., hazte con su último *More Light* y escúchalo siete veces siete..., y vete en paz". Llego a vislumbrar un brillo amarronado en algo que creo son sus ojos.

Pocas veces, he de confesar, he cumplido una penitencia con tanto agrado. E, item más, debo decir que tras la escucha repetida de la obra de marras, me encuentro en paz conmigo mismo, una serena y bondadosa sensación de sosiego interior me posee desde entonces y, si, también me seduce la idea de haber vuelto al redil de los iniciados, aquel club epicúreo del que nunca debí salir, compendio feliz de todos aquellos miembros, hermanados ellos por las más seductoras melodías que la música moderna nos pueda deparar.

Y eso que "More Light" no es que aporte precisamente más luz al oscuro túnel en el que me encontraba (... por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa...) ¡Ca!, todo lo contrario. En gran parte de sus temas, salvo en dos de ellos, "Turn Each Other Inside Out", aquí destaca la participación en las voces del gran Robert Plant, e "It´s Alright, It´s OK", donde la banda presenta algún tipo de solución al desorden vital que nos somete o, caso de que ésa situación de mejora individual no llegara a cuajar, promete una suerte de redención final para toda la "peña" (antes, hace mucho tiempo decíamos "vasca"), como decía la gran mayoría de la película a la que nos enfrentamos es de fuerte rechazo a la actual situación social ("2013", "River Of Pain" o "Culturecide"), se desprende momentáneamente una nueva llamada a las barricadas (¡qué bonito sería!...), se aboga por una reacción interior de ruptura con el sistema ("Hit The Void"), se retratan los efectos de la crisis, el desgarro individual en primer plano ("Tenement Kid"), la mentira tremenda de las drogas ("Love Is The Drug", solía decir Bryan Ferry..., en "Invisible City", "Goodbye Johnny" o "Relativity"), se señala con certera narrativa a la odiada figura del "trepa" ("Sideman"), se oye la onda depresiva de la ausencia, de la soledad, el pánico ante el agresor externo ("Elimination Blues" y "Walking With The Beast"). 


¿Y todo este elenco de "buenas vibraciones" cómo se traduce musicalmente? Desconocedor, como era, del estilo musical de la banda escocesa, no deja de sorprenderme la fuerza melódica, la tensión rítmica, la potencia instrumental que emplean los miembros del grupo para encauzar su guión y hacerlo creíble. Frente a la taquicardia galopante del inicio de "2013", muy a lo Psychedelic Furs, donde aparece la guitarra del Kevin Shield de MBV, nos enfrentamos en muchos momentos a una suerte de estilo "soft-ambient" de acusada base rítmica de "free-jazz", bucles psicodélicos, guitarras distorsionadas y muros de sonido sobre-dimensionados a lo MBV o Jesus and Mary Chain, capas fílmicas elaboradas en acertados "overdubs" (extraordinario el juego y los cambios melódicos en "River Of Pain" y "Relativity", para mí el mejor tema del disco), baladas de  "soft-pop" espacial, blues de entrañas tecnológicas, abiertas a capas multi-instrumentales que lo enriquecen nítidamente ("Elimination Blues" y "Tenement Kid"), "ambient-angst" a lo "Peggy Suicide" del mejor Cope ("Culturecide"), juegos de bajos y teclados acelerados en la mejor tradición de unos Ultravox últimos ("Invisible City"), sofisticación rítmica en la acidez expresiva de los añorados Suicide ("Goodbye Johnny"), cierto gusto latino-caribeño revitalizado ("It´s Alright, It´s OK") y así podríamos recorrer tantas sensaciones que las contínuas escuchas del disco produce en el oyente.

Bobby Gillespie, Andrew Innes (haciendo en la grabación las labores del "desaparecido" bajo Debbie Googe), Barrie Cardogan, Martin Duffy y Darrin Mooney, los miembros actuales de la banda no son los únicos artífices de esta obra singular. Destacar, entre los muchos que participan, a los músicos de la sección de viento como Jim Hunt, Marshall Allen, Noel Scott, Danny Ray Thompson, Fred Adams, Todd Simon, Tracy Wannomae y Steve Tavaglione. Mención especial para ellos por la aportación brillantísima que hacen, en varias ocasiones me llegaban los ecos del mejor Andrew McKay de Roxy Music. También a la sección de voces de acompañamiento de Niki Brown, Sharlene Hector y La Donna Harley Peters, memorias selectas de los inolvidables coros del "Exile On Main Street" ("It´s Alright, It´s OK") traspasaron mis atentas neuronas.

Ya he cumplido mi penitencia, ya estoy libre de pecado, esto es, puedo pecar de nuevo con la tranquilidad del deber hecho . Las ventajas de ser lego a veces tiene sus maravillosas ventajas, más cuando se confiesan llanamente.

6 comentarios:

  1. Nihil obstat, exceptio pater amantissimus absque pecatis nascituri debere respondere. Fray Juniperus Cannabis SJS

    ResponderEliminar
  2. No se que decir del disco. Primal Scream nunca fueron santos de mi devoción porqué jámas han tenido nada propio . un autentico pastiche de estilos. La parte stoniana cumplía, la house por mucho que se alabe el scremadelia era un rollo de hippie 90´s , la ruidosa a lo Flaming Lips para qué, pero si este es soft o lo roxy, de Avalon lo escuchare con atención

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, el no tener ninguna referencia por mi parte me ha permitido escucharles con mayor atención y sin conceptos previos, y el disco no me ha decepcionado.
      Gracias y saludos,
      Javier.

      Eliminar
  3. Bueno, bueno, veo que has entrado en el mundo de Primal Scream con éste último y variado disco de la banda, pero hazme caso Javier, vete a mi blog y bájate Riot city blues de 2006, una gloria total y absoluta que ta hará amara a ésta banda, buena banda.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Savoy, ya entré en tu blog y leí la excelente crítica que haces del "Riot City Blues". Para bajarlo, ¿lo puedo hacer a través de tu blog, o de alguna otra manera?
      Un abrazo,
      JdG

      Eliminar
    2. Si amigo, el enlace está en los comentarios de esa entrada.
      Un abrazo.

      Eliminar