HOME                     LINKS                       CONTACT                      

28 oct. 2012

GÉNESIS

Sirvan dos hermosas poesías para iniciar el recorrido literario de este blog.
La primera es de Friedrich Nietzsche, no conocido precisamente como singular bardo.

"Más allá del norte, del hielo, del hoy,
más allá de la muerte,
aparte-
¡nuestra vida, nuestra felicidad!
Ni por tierra
ni por agua
puedes encontrar el camino
hacia nosotros los hiperbóreos:
así lo vaticinó de nosotros una boca sabia"
(F.Nietzsche. Fragmentos poéticos.Recopilación verano 1888)

El segundo corresponde al poeta simbolista francés Charles Baudelaire.

"Sabe el vino dotar al tugurio más sórdido
de un lujo que parece milagroso,
y a menudo da vida a portales de fábula
con sus rojos vapores que lo doran,
como un sol que se pone en un cielo de brumas.

Sé que el opio agiganta lo que no tiene límites,
que hace lo ilimitado mayor aún,
profundiza en el tiempo, los deleites ahonda,
y de placeres negros, melancólicos,
llena el alma hasta hacer que rebose de excesos.

Mas todo eso no puede compararse al veneno
de tus ojos tan verdes, que son lagos
donde el alma se ve temblorosa, invertida...
Allí acuden mis sueños en tropel
a beber en abismos que son todo amargura.

Mas todo eso no puede compararse al prodigio
cruel de tu saliva que corroe,
que hunde mi alma incontrita en un pozo de olvido,
y la lleva arrastrada por el vértigo,
ya sin fuerzas, a orillas del gran mar de la muerte"
(C.Baudelaite. Las Flores del mal. EL VENENO XLIX. Trad. Carlos Pujol, edit. Planeta 1984)

No hay comentarios:

Publicar un comentario