HOME                     LINKS                       CONTACT                      

1 ago. 2013

LADBROKE GROVE





THE DEVIANTS            "PTOOFF!"
Tiempo y espacio. 1967, Ladbroke Grove, Londres. En esa arteria londinense, subiendo desde Notting Hill Gate hasta Westway, a la derecha Portobello Road y al sur Holland Park, se sucedieron en algo más de una década (1967 a 1978) acontecimientos sociales y musicales que encumbraron la historia de la capital británica, la historia que nos interesa, claro está.

Ladbroke Grove es a Londres lo que Greenwich Village y Ashbury Park son a Nueva York y San Francisco. Enclave inicial de inmigrantes, prostitutas y pícaros va recogiendo, a principios de la década de los 60, a artistas, literatos y músicos que crean en su entorno una comunidad bohemia. Es a partir de 1967-1968 cuando los primeros "hijos de las flores" empiezan a hacer su aparición por el extenso barrio de tal manera que, ya a principios de la siguiente década, podemos considerar que tal presencia se convierte en una auténtica invasión de melenudos, freaks y colgados de todo tipo.

Entre esos nuevos habitantes destaca la figura singular de Mike Farren, músico y agitador social, políticamente orientado hacia un anarquismo radical, periodista y escritor compulsivo de artículos incendiarios en los magazines contraculturales de la época, International Times, Oz y Friends (Frendz después), organizador de eventos musicales como el Phun City Festival en Julio de 1970, colaborador en proyectos comunales como la "London Free School" (allí coincidiría con luminarias como Joe Boyd y Brian Epstein) y "Release" (organización que facilitaba ayuda legal a los muchísimos individuos que entonces tenían problemas con la policía), activista comprometido en definitiva en lo que ahora podríamos calificar como el entorno "anti-sistema".

Aunque Mick Farren colaboró como guitarrista en muchas ocasiones con los legendarios Pink Fairies de Twink (una de las bandas hippies de referencia en la época, junto a Pretty Things, Hawkwind, Edgar Broughton Band, Soft Machine y, sí los Pink Floyd de Syd Barrett, entre otros), es con The Deviants (antes The Social Deviants) con los que se da a conocer en los muchos pubs y locales del barrio que entonces ofrecían música en directo y, para cerrar el círculo, también fue buen amigo del grandioso John Peel, quien desde su programa nocturno "The Perfumed Garden Show" de Radio London, propagaba la buena nueva de la revolución "flower-power" que había él mismo importado de USA unos años antes.

"Ptooff!" es el primer disco de The Deviants en 1967 y, muy en la línea de las proclamas de su líder Mick Farren, ofrece al oyente mucho de lo que éste pensaba debía comunicar la música rock. Arma desafiante contra el sistema, violencia arrojadiza desde los escenarios reclamando el fin de un mundo obsoleto e hipócrita y el advenimiento de una nueva sociedad, libre, participativa y algo más que tolerante, abierta a unas nuevas relaciones sin límites preestablecidos entre sus miembros. Y esta bella anarquía se deja escuchar entre los surcos de sus siete temas. Desde la distorsión vocal e instrumental de "I´m Coming Home", "Garbage" y "Deviation Street", riffs de guitarra desordenados, efectos especiales donde se escuchan disparos y explosiones (estamos en plena escalada de la guerra de Viet-Nam), gritos histéricos, cortes con recitaciones inconexas, "loops" de reggae, un fondo de percusión constante (para mí lo mejor del disco) que mantiene la tensión durante toda la grabación, hasta los momentos más acústicos, de tranquilizada instrumentación, una especie de mantra colectivo, en tanto la banda pretende la participación del oyente, en piezas como "Child Of The Sky" y "Bun". Solamente uno de los cortes, "Charlie", tiene un claro fondo estoniano y estructura de rythm & blues, Mick vocalizando en la onda del más puesto Brian Jones.

La aventura de Ladbroke Grove terminó en parte por sus propios excesos, además de la presión policial que se hizo en muchos casos obsesiva (se pensaba entonces que entre sus comunas se escondían militantes irlandeses del IRA). Del espíritu inicial, comunal y experimentador de la yerba y del ácido se pasó a la paranoia del perico, caballo y "smack". La convivencia social se vio seriamente afectada, el clima de delincuencia e inseguridad subió, se cerraron las publicaciones alternativas y los locales vecinales de ayuda, el "Great London Council", antes del intento de la Thatcher por cargárselo, estrechó su cerco al enclave más identificativo y problemático de la contracultura londinense. A finales de 1977, cuando el punk hace su aparición, ya solo quedan los rescoldos.

Mick Farren y The Deviants fueron protagonistas estelares de una época refulgente de Londres, cuando Ladbroke Grove brillaba con merecida fama. Por allí vivían entonces personajes como Eric Clapton y morían otros como Jimi Hendrix. Nic Roeg y Donald Campbell rodaban entre sus calles su celebrado "Performance" (patético el recuerdo de John Fox disfrazado a lo Barrett...). Marc Bolan se dejaba ver con profusión en grabaciones, fiestas y "performances" de todo tipo, Joe Strummer ejercía de novato "squatter" (ahora okupa) en Freston Road.

Por favor, ¡que nadie me hable de Chelsea!

(Dedicado a Mick Farren, fallecido la semana pasada, a los 69, buena figura)

4 comentarios:

  1. Paras mi el mejor disco de Farren sin duda alguna. Todo un personaje que me sorprende se ignore , amén de que su vida y milagros merecerían un biopic

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, daría para una más que interesante película la vida de Mick.
      Saludos,
      JdG

      Eliminar
  2. Reivindicación necesaria, Javier. Ya que los citas, recomiendo también a los imprescindibles Pink Fairies y su obra maestra, "Kings Of Oblivion".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fascinantes los Pink Fairies. Solo tengo el "Never Never Land" y me gusta un montón. Recojo tu recomendación.
      Abrazo,
      JdG

      Eliminar