HOME                     LINKS                       CONTACT                      

16 may. 2013

ESFUERZO Y RECOMPENSA




IAN MATTHEWS      "TIGERS WILL SURVIVE"
La ventaja de la edad, al enfrentarse a un artista escuchándole por primera vez en una grabación de más de 40 años de antigüedad es que, normalmente,  no te suena a chino. Su estilo, su modo, la materia que toca ya suelen conformar, desde hace tiempo, parte de tu bagaje musical. Y ese es el caso que afortunadamente me ocurre con Ian Matthews.

Las únicas referencias palpables, audibles mejor debería decir, que tenía de Ian Matthews se limitaban a un Lp regalo de un amigo al que ya perdí de vista (Gracias Juan, estés donde estés...) hace mucho tiempo. Esa referencia física de Ian Matthews, concretamente su trabajo "Walking A Changing Line" de 1988, editado por el famoso sello Windham Hill Records, no tiene absolutamente nada que ver (¿se acuerda alguien del estilo "new age"?) con el Ian al que me estoy, como decía, enfrentando por primera vez, el de sus dos primeros discos de inicios de los 70 en el sello Vertigo. "If You Saw Thro´My Eyes", comentado hace pocas fechas, y éste segundo "Tigers Will Survive".

Comenta el artista, en un breve e interesante texto incluido en el cd reeditado este año por Esoteric Rcds.,  que se enfrentaba a la grabación de este disco un tanto desarmado. Acababa de llegar de la gira de promoción americana de su disco anterior y había cansancio y, lo más grave, sólo tenía unos pocos temas que pudieran entrar en el estudio y, peor aún, adolecía de una falta de visión y de dirección por la que transitar. La presión del sello para comenzar la grabación jugaba su papel también. Tenía claro, por fortuna, que el estilo en el que se iba a mover era el de las coordenadas del country-rock, pop y folk melódico que tan certeramente cuajaron en su anterior trabajo.

Los temas compuestos por Ian para el disco, aunque son la mayoría de su autoría, no completan ni de lejos el catálogo seleccionado. Hay versiones de su admirado Richard Fariña, "Un-American Activity Dream", de Eric Anderson, "Close The Door Lightly When You Go", de Pete Carr, "The Only Dancer", de Peter Lewis, "Right Before My Eyes", y más conocidos, de Phil Spector, su famoso "Da Doo Ron Ron" y de los Burrito Hillman y Parsons, el "Devil In Disguise" , nada que ver con el primigenio de Elvis "(You´re The) Devil In Disguise" compuesto por sus liricistas algunos años antes.


Entre los músicos que participan en la grabación destacar a Tim Renwick, guitarrista entonces del grupo Quiver (conexión posterior con Sutherland Brothers and Quiver), a Bruce Thomas al bajo, por todos conocidos por sus ulteriores conexiones con The Attractions de Elvis Costello, y un tal Woolfe J. Flywheel al acordeón, alias bajo el que se esconde el Richard Thompson de Fairport Convention.

A fuerza de no detenernos uno por uno en los temas, al haber referido con anterioridad  los compuestos por otros autores distintos de Ian, destacar tres de los que el artista inglés si es autor. La escrupulosa belleza de "Morning Song", "Tigers Will Survive" (para mí el mejor corte del disco, una acústica que se va acelerando para caer en ensoñaciones sostenidas por el piano) y "Hope You Know". Y siempre la voz de Ian, entonces y posteriormente, considerada como una de las más personales y sugerentes, capaz de capturar instantáneamente el alma de cada tema y transmitir al oyente una sensación de tranquila efervescencia, de calma al trote, de alegría contenida.

Puede que "Tigers Will Survive" no llegue a las cotas de "If You Saw Thro´My Eyes". No importa. El esfuerzo creativo de Ian, en las entonces no tan propicias circunstancias, tuvo como recompensa un trabajo elegante, coherente, y que se beneficia en el tiempo por las sucesivas escuchas que de él se deben hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario